Hombre que no es macho, varón o masculino y que por lo contrario actúa, habla, gesticula y viste como mujer, incluso sexualmente le gustan los hombres. El origen del término nace en una canción salsa de los años 80, que reemplaza otra palabra de mayor calibre, cambiado el sufijo aumentativo “cón” con el sufijo “flor” al prefijo existente “mari” que representa genéricamente la identidad femenina.


Ejemplo:

No le dieron el empleo por mariflor


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *